Costillar de cerdo en la Quinta de los Núñez. © El Picadista

La Quinta de los Núñez, donde es Dieciocho todo el año

Chilenas, Menú, V Región de Valparaíso

Valparaíso es una constelación de galaxias que no se repite en otra parte de Chile. Cuando de vida bohemia se habla, pensemos que a cuadras de distancia conviven las respingadas boutiques del Cerro Alegre, los ofertones suicidas de la subida Ecuador y la nostagia del Plan nocturno con luciérnagas como el Cinzano o el Hamburgo.

Otra de esas galaxias (bohemias) reside en el cerro Loma, donde espacios como la Quinta de los Núñez y la Isla de la Fantasía celebran el 18 de Septiembre todo el año, un eterno comenzar de la primavera.

Antes de seguir avanzando: si quiere visitar la Quinta de los Núñez, entonces dedíquele un día entero, porque llegar no es fácil, conseguir mesa bien ubicada tampoco y levantarse de la silla, peor todavía.

La Quinta de los Núñez. © El Picadista

La Quinta de los Núñez. © El Picadista

La verdad es que llegamos de rebote: una señora por avenida Alemania acarreaba como a una guagua unas cartulinas recortadas y cinta adhesiva. Eran flechas rojizas que pegaba en postes, rejas y panderetas. Las seguimos de pura confianza, serpenteando por un pasaje ciego y estrecho. Después de unas vueltas, se abre la vista y Valparaíso cae por una quebrada del cerro Loma, donde una cancha de tierra es resguardada por frondosos árboles sembrados no sé dónde.

Avanzando entre maceteros y una moto convertida en decoración, llega a un galpón: distingue mesas de mantel rojo, alguien tocando la guitarra, comensales riendo y alguno que otro ya está empinándose una cañita o una cerveza. Es la Quinta de los Núñez un domingo a la hora de almuerzo, un momento muerto en cualquier otra parte, pero acá es una fiesta con sobremesa.

A veces el sábado abre o está arrendado para eventos, pero el domingo con certeza se puede reservar una mesa. Si llega de improviso, probablemente lo mandarán al patio de tierra junto a las mesas de taca-taca. Y no, la gracia es estar en la sala principal, con vista al proscenio cruzado por coloridos banderines, garrafas colgantes y la bandera de Wanderers en el centro.

Una empanada como la gente en La Quinta de los Núñez. @El Picadista

Una empanada como la gente en La Quinta de los Núñez. @El Picadista

Apenas uno se sienta llega el canasto de pan amasado y el pebre cuchareado. El menú es sencillo y contundente, así que no hay espacio para mañosos: un costillar de cerdo dorado y grueso como tronco de castaño, o bien, una merluza frita que toca de punta a punta el plato. Esto siempre va acompañado de ensaladas que nunca fallan: papas mayo y a la chilena, aunque a veces se acompaña con arroz. Esto siempre regado de cerveza, vino o arreglado, eso depende de usted.

Merluza frita en la Quinta de los Núñez. © El Picadista

Merluza frita en la Quinta de los Núñez. © El Picadista

La Quinta de los Núñez es la respuesta a lo que siempre preguntan —¿qué es la cocina chilena?— pero es también el maridaje entre grandes voces de la cueca porteña, el jazz guachaca y los boleros. Hasta el Bloque Depresivo, la banda del Macha, ha tocado en su cancha de tierra, y vaya que se valora eso si consideramos lo esquivos que son para anunciar fechas.

Quinta de los Núñez
Camila 125, Valparaíso

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s